• Ernst Paul Lehmann fundó la empresa de juguetes con su nombre en 1881, y pronto fue reconocida por sus juguetes en chapa, famosos por su ligereza, sus ingeniosos mecanismos y sus bellas decoraciones litografiadas. Durante los años veinte del siglo pasado, la fábrica de Brandemburgo llegó a tener en catálogo un centenar de referencias y a emplear 800 operarios. Parte de su éxito radicó, además de en su capacidad de innovación técnica, en su profunda penetración en el mercado de EEUU que se prolongó hasta el crack de la bolsa neoyorquina en 1929. A la muerte de Ernst Lehmann en 1934, su sobrino Ritcher tomó el control y se enfrentó inflexiblemente a las instrucciones dadas por los nazis. Así, la compañía no puso sus instalaciones al servicio del esfuerzo bélico, sino que mantuvo la producción de juguetes a pesar de las dificultades para conseguir materias primas. Por otra parte, Ritcher Lehmann se negó a incluir en su catálogo ninguna referencia de temática militar. Tras la guerra, Brandemburgo y la fábrica Lehmann quedaron en la parte soviética de Alemania. Su oposición a los nazis resultó ser inútil en la Alemania rusa así que Ritcher Lehmann fue acusado de criminal de guerra y obligado a abandonar el negocio familiar, que quedó nacionalizado en 1948 con el nombre VEB Mechanischne Speilwaren. Ritcher y su familia consiguieron huir a Nuremberg donde crearon una modesta fábrica de juguetes artesanales que regentó hasta su muerte en 1956.
  • Los herederos de Lehmann inauguraron una nueva fábrica en 1959, también cerca de Nuremberg. Los tiempos de los juguetes de chapa habían pasado y la empresa tuvo que reinventarse. En 1968, los hijos de Ritcher Lehman fundaron la marca LGB, Lehmann-Groß-Bahn, especializada en trenes a escala G (1:22’5) y el éxito llegó gracias a los sistemas de impermeabilización que habían inventado y que permitieron instalar sus grandes trenes en jardines. LGB cumplió su 125 aniversario en 2006 con más de doscientos productos en su catálogo, aunque la empresa madre alemana se declaró en bancarrota ese mismo año y su división en EEUU se convirtió en una empresa independiente. En 2007 Lehmann-Groß-Bahn fue adquirida por Märklin, la compañía con la que compitió durante más de medio siglo. Märklin se declaró a su vez en bancarrota en 2009, recuperó los beneficios en 2011 y fue comprada por el grupo Simba Dickie en 2015. Los trenes LGB siguen produciéndose en la actualidad bajo el paraguas de la multinacional juguetera, que se ha comprometido a mantener su plantilla intacta hasta, al menos, 2019.
  • Los Gnome eran bonitas miniaturas en chapa prensada y litografiada que estaban disponibles con o sin motor a cuerda. Las primeras unidades contaban con llantas metálicas con neumáticos de goma, como los Märklin de la época, pero cuando el caucho fue destinado al esfuerzo bélico alemán, las ruedas pasaron a ser metálicas, a veces en bruto, a veces pintadas. Cada modelo estaba disponible con o sin motor a cuerda y todos venían contenidos en una vistosa caja de cartón decorada.
  • 806 GARAJEEste modelo en chapa litografiada se creó específicamente para la serie Gnom. Generalmente se comercializaba en un cofre junto al Chrysler Airflow 807 y el coche de rocords 808.
  • 807 LIMUSINAParece obvio que Lehmann se inspiró en el Chrysler Airflow americano.
  • 807 LIMUSINA TAXIEl Airflow de la serie Gnome se usó con frecuencia como obsequio promocional. En la imagen vemos una variante que luce en el techoel nombre de una empresa de taxis del Berlín de los años treinta y el teléfono de esta estampado en el capó.
  • 809 ESTACIÓN DE SERVICIO Realizada en chapa, contaba con una bombilla que iluminaba el interior de la zona de paso desde el techo.
  • 811/1 CONVERTIBLE ABIERTOAlgunos especialistas consideran a este modelo un BMW. Parabrisas, volante, rueda de repuesto y capota cerrada eran piezas de chapa independientes.
  • 811/2 CONVERTIBLE CERRADOLa pieza en chapa que representaba el techo plegado podía retirarse para colocar una capota también metálica. Hoy en día es complicado encontrar una unidad completa.
  • 808 AUTO UNIONLehmann ofrecía con esta miniatura una alternativa económica a los modelo equivalentes de Märklin (Ref 5521/2) o Dinky Toys (Ref.23d) en la misma escala.
  • 813 CAMIÓN VOLQUETE
  • 814 CAMIÓN SHELLMontaba una caja distinta a la del camión 813 que carecía de nervaduras para poder estampar el texto "Shell" con aerosol. Las ruedas de este modelo son totalmente metálicas y están pintadas al espray. El volquete vasculaba y su trampilla era practicable.
  • 815 CAMIÓN DE BOMBEROSCamión con motor a cuerda cuya escala en chapa era basculante y extensible.
  • 816/7 AUTO UNIONPor lo que se sabe, esta miniatura en chapa se puso a la venta en 1939. No se produjo durante mucho tiempo y hoy en día es el modelo más esquivo de la serie.
  • 830 CAMIÓN CISTERNA 'SHELL'Siempre decorado en rojo y amarillo.
  • 835 CAMIÓN CISTERNA 'BENZOL-VERBAND'Siempre decorado en azul, negro y gris.
  • EPÍLOGOCuando Ritcher Lehmann quedó atrapado en el Brandemburgo soviético, el gobierno de la República Democrática Alemana nacionalizó su fábrica y, para no compensarle económicamente, le acusó de criminal de guerra a pesar de su conocida oposición a los nazis. La fábrica pasó a llamarse VEB Mechanischne Speilwaren y pronto distribuyó juguetes de chapa por toda la URSS. Los Gnom continuaron fabricándose en el lado ruso de Alemania casi sin cambios, conservándose el nombre de la serie pero desapareciendo de la inscripción de los bajos cualquier alusión a Lehman. Únicamente los camiones cisterna pasaron a tener una decoración específica de la zona, anunciando desde 1949 la marca ‘Minol’.
  • CHECOSLOVAQUIAEl éxito de los Gnom soviéticos resultó considerable y su diseño fue copiado por otros fabricantes de países adscritos al pacto de Varsovia. Las copias fabricadas en la desaparecida Checoslovaquia resultaron excelentes. Contaban con ruedas en plástico y la decoración litografiada tenía un diseño distinto que resaltaba interesantes detalles. Las copias rusas de la estación de servicio Gnom se fabricaban en madera.