• Ferdinant De Vazeilles creó en 1919 la Fundición de Precisión de Nanterre que se hizo famosa en toda Europa gracias a la calidad de sus accesorios para las industrias del automóvil y la aviación. En los años treinta del siglo XX comenzó a crear juguetes en inyección metálica y sus primeros vehículos datan de 1933. Aquellos primeros modelos fueron llamados ‘Solido’ en virtud de su gran robustez respecto a los equivalentes en chapa de la competencia y a partir de 1937 este pasó a ser el nombre comercial de la marca. Según las investigaciones del reputado experto español Miguel Pascual Laborda, la Fundición Dalia S.A. fue fundada en Barcelona en 1921 y pronto se destacó como uno de los primeros fabricantes europeos dedicado a la fundición e inyección de aluminio. Dentro de su variada producción pronto se incorporaron los juguetes y a partir de 1934 se inició una estrecha colaboración con la marca francesa Solido para comercializar en la España republicana modelos variados de las series francesas Junior y Mayor. Los Dalia Solido españoles gozaban de una calidad y acabados que nada tenían que envidiar a los originales franceses, como revelan Isabelle y Vincent Espinasse en los estudios que han publicado sobre estos modelos en Autojauneblog.fr.